El Consejo de Ministros ha aprobado una nueva moratoria para las hipotecas o los créditos de consumo que permite a las familias más afectadas por la crisis del coronavirus aplazar el pago durante nueve meses, una medida de alivio que se podrá solicitar hasta el 30 de marzo, en una nueva prórroga.