En Sentencia de 4 del corriente mes de septiembre la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, aclara que la «indemnización mínima obligatoria» en los supuestos de extinción del contrato de alta dirección por desistimiento del empresario, 7 días de salario por año de trabajo con el límite de seis mensualidades, está exenta de tributación en el IRPF.